mama le gusta el porno fotonovela pag1mama le gusta el porno fotonovela pag2mama le gusta el porno fotonovela pag3mama le gusta el porno fotonovela pag4mama le gusta el porno fotonovela pag5mama le gusta el porno fotonovela pag6mama le gusta el porno fotonovela pag7mama le gusta el porno fotonovela pag8mama le gusta el porno fotonovela pag9mama le gusta el porno fotonovela pag10mama le gusta el porno fotonovela pag11mama le gusta el porno fotonovela pag12mama le gusta el porno fotonovela pag13mama le gusta el porno fotonovela pag14mama le gusta el porno fotonovela pag15mama le gusta el porno fotonovela pag16mama le gusta el porno fotonovela pag17mama le gusta el porno fotonovela pag18mama le gusta el porno fotonovela pag19mama le gusta el porno fotonovela pag20mama le gusta el porno fotonovela pag21mama le gusta el porno fotonovela pag22mama le gusta el porno fotonovela pag23mama le gusta el porno fotonovela pag24

 

la habitación de mi hijo es un desastre no se como puede vivir así, esta demasiado sucio y desordenado pareciera que vive un animal hay, estaba tratando de limpiar un poco cuando descubrí algo que me dejo muy sorprendida, debajo de su cama tenia toda una colección de pornografía, yo creo que es muy normal que un joven como el explore su sexualidad, la gravedad del asunto no era que tuviera pornografía, sino de lo que trataba esa pornografía, todas las películas y revistas que tenia hablaban sobre incesto entre madre e hijo, al parecer el estaba fantaseando con follarme, me puse a ver esas películas para comprobar si lo que estaba pensando era cierto y debo admitir que el ver como esas madres se convertían en las putas de sus hijos me puso muy cachonda, fue hay cuando el llego a casa, trate de hablar con el sobre el tema pero no soy muy buena hablando así que pensé que seria buena idea si veíamos una de esas películas juntos para que me explicara que era lo que le gustaba de ellas, pero la cosa se empezó a poner muy caliente, me confeso que le gusta la idea de follar unas grandes tetas, yo tengo unas tetas hermosas y enormes así que no pude evitar que la idea de ver la polla de mi hijo entre ellas, esa idea hizo que mi coño se empapara, estaba tan cachonda que quise cumplir la fantasia de mi hijo, dejaría que hiciera de su madre una puta, lo invite a que me agarrara las tetas y no lo pensó dos veces, comenzó a masajearlas de una manera frenética y a lamer con su lengua mis duros pezones, yo quería mostrarle mis habilidades chupando vergas, así que le baje el pantalón y comencé a hacerle la mamada de su vida, me la trague enterita, el me empino y se dispuso a penetrar mi mojado coño, me folle deliciosamente, en todas las posiciones que vio en aquella película, me hizo sentir tan puta, especialmete al final, que me dio todo su blanca y tibia leche en mi cara de zorra, recibí su dulce semen como la puta que soy tragandome asta la ultima gota, el esta muy feliz de descubrir que a mama le gusta el porno es por eso que desde ese día, cada que hay oportunidad mi hijo y yo vemos películas juntos, para pasar tiempo de calida entre madre e hijo….

ayuda a esta pagina a crecer compartiendo en redes sociales